Técnicas Osteopatía

Técnicas manuales

  • Manipulaciones: Consiste en la realización de movimientos de alta velocidad sobre  una articulación bloqueada para devolverla a su posición normal, hacer desparecer la restricción de movilidad y normalizar los reflejos neurológicos. Con frecuencia, aunque no siempre, producen un ruido audible por el contacto de las superficies óseas y la modificación de la tensión del resto de estructuras de la articulación.
  • Tratamiento de tejidos blandos: Se basan en la realización de estiramientos  y la aplicación de presión profunda y tracción para relajar músculos y eliminar el edema. Se usan con mucha frecuencia en el tratamiento de las lesiones de espalda
  • Estiramientos: El terapeuta indica al paciente que realice contracciones de un grupo muscular, tras cada una de ellas el propio terapeuta llevará a cabo un estiramiento del músculo con mucha mayor eficacia.
  • Técnicas funcionales: Se realizan movimientos  suaves  en el sentido facilitado , es decir el opuesto a aquel en el que encontramos la restricción de movimiento. Con ello relajamos los tejidos y  anulamos los reflejos nerviosos que perpetúan el bloqueo y la tensión.
  • Osteopatía visceral:  La vísceras están ancladas al esqueleto óseo para mantener su posición mediante diferentes ligamentos y estructuras. Las alteraciones del esqueleto, de las estructuras de anclaje o de las propias visceras pueden generar tensiones y restricciones de movimiento que alteren su función y produzcan dolor u otros síntomas. La Osteopatía visceral aplica técnicas para normalizar las relaciones entre las diferentes vísceras y entre éstas y el resto de las estructuras orgánicas
  • Osteopatía cráneo-sacra: Dentro del cráneo hay una membrana que envuelve el cerebro, continúa dentro de la columna protegiendo la médula espinal y acaba en sacro y cóccix. El sistema nervioso central, al cual recubre, controla la función de cada órgano, músculo y nervio en el cuerpo. Sutherland creía que los huesos del cráneo no estaban totalmente fusionados en la edad adulta, como normalmente se piensa, sino que en realidad hay un suave movimiento involuntario. Sugirió que este movimiento estaba influenciado por el flujo del líquido cefalorraquídeo, y que este movimiento se podía bloquear. Desarrollo unas técnicas suaves y sutiles que consisten en presiones ligeras que ayudan a liberar compresiones y bloqueos en el cráneo. La osteopatía craneal puede ayudar en muchos problemas de salud como dolores de cabeza y migrañas, dolores de espalda, estrés, alteraciones digestivas o sinusitis.
  • Liberación miofascial: Las fascias son tejido conectivo que envuelven todas las estructuras del cuerpo (músculos, vísceras, meninges, etc.) de forma individual y en conjunto, por lo que podemos decir que las fascias no solo recubren las diferentes estructuras del cuerpo, sino que también las conecta entre si. Con movimientos, estiramientos y presiones la osteopatía libera restricciones en la movilidad de la fascias, consiguiendo un movimiento muscular y unas relaciones entre estructuras más equilibrada